jueves, 18 de julio de 2013

AFORTUNADA

Mirando hacia dentro he descubierto que soy afortunada  porque de un error obtuve como fruto dos buenos aciertos. Porque de entre toda la gente que conozco hay una amiga capaz de iluminarme en la noche más oscura. De que de vez en cuando reciba un mensaje de alguien que solo quiere saber de mí y no que quiere algo de mí. De tener un amante de encuentros breves que me provee de  polvos sublimes. Soy afortunada en cuanto puedo dar gracias de ver las estrellas cuando quiero y no porque carezca de un techo sobre mi cabeza.  Porque aún guardo sentimientos y las palabras precisas para poder describir las emociones que me embargan. Sí, soy afortunada, porque aunque  no tengo todo lo que quiero, quiero todo lo que tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario