martes, 21 de enero de 2014

NO PUEDO EVADIRME...



Y por más que lo intento
es inútil;
siempre estás presente.

Ansío marcharme lejos
para no verte más
y no obstante,
en cada nuevo rostro
que se cruza ante mí,
imagino que es el tuyo.

Me sumerjo en otras miradas
y es la tuya la que me atrapa.
Saboreo otros labios,
sabiendo que sólo quiero besar tu boca.
Quiero morir
cuando más deseo vivir
para encontrarte
y por encontrarte
daría mi vida.
Me voy para olvidarte
y en el olvido sólo te recuerdo a ti.
Estando lejos
es cuando más cerca te tengo.

No puedo evadirme
ante el influjo que ejerces.
Hago verdaderos esfuerzos para odiarte
y me sale amor por todos mis poros
y esa fuerza se torna debilidad
y suspiro por tenerte conmigo.
Reniego de tus caricias
mas mi piel se eriza al recordarlas.

Anhelo triunfar sobre ti
sabiendo que si te veo
caeré rendida a tus pies.
Vago sin rumbo
en la amarga búsqueda
de otra pasión

que anule la tuya,
pero eres como una brújula
que me indica continuamente
en donde te puedo hallar.
No, por más que lo intento,
no puedo evadirme,
sé que con dar la vuelta
sería suficiente para no estar contigo
y estoy tan loca
que te abrazo con fuerza
para dar todas las vueltas
junto a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario